Y SE MARCHÓ: EL LLANTO DE JOSÉ LUIS PERALES AL DESPEDIRSE PARA SIEMPRE DE LOS ESCENARIOS

“Tras recibir una ovación de más de cinco minutos, caminó despacito con las manos en los bolsillos, dirigió una última mirada al público y se marchó”.

José Luis Perales “ha acariciado su guitarra y ha roto a llorar tras interpretar Me iré calladamente”: la canción con la que “ha terminado su último concierto este 24 de Abril en el Antel Arena de Montevideo y su carrera en los escenarios para siempre”.

Fueron dos horas de repaso a los cantos imprescindibles del cancionero de Perales: “Un velero llamado libertad, Celos de mi guitarra o Me llamas, en un clima de sentido agradecimiento por parte de un entregado público”.

Comentarios